top of page
310750563_414296010874635_3068122210578426304_n.png

Diego Garrido esta cansado del “terrorismo judicial” por parte de la Fiscalía, del Gobierno capitalino y del partido Morena

Un Congreso capitalino dividido en dos grandes bloques políticos decidirá este lunes si Ernestina Godoy es ratificada para ejercer un mandato más al frente de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) o no.


Se trata de la última oportunidad para que la titular de la institución tenga continuidad, toda vez que mañana concluye oficialmente su encargo.


Desde ayer empezaron los preparativos para la batalla entre el bloque conformado por Morena-PT-PVEM y el que integran PAN-PRI-PRD-MC. En medio quedan cuatro legisladores de asociaciones parlamentarias y uno independiente, los cuales por sí solos no hacen la diferencia.


El inicio de la sesión extraordinaria del pleno está programada para que empiece a las 9:00 horas y se prevé que haya un gran desfile de oradores antes de que se someta a votación el dictamen favorable a la ratificación de Ernestina Godoy en la Fiscalía capitalina.


Si como ocurrió el pasado 14 de diciembre, acuden los 66 diputados que forman parte del Congreso capitalino, se requerirán de al menos 44 votos, que representan las dos terceras partes, para que se apruebe el dictamen.


Morena, el PT y el PVEM tienen juntos 33 sufragios, por lo que les faltarían 11 para la mayoría calificada. Y en el supuesto de que se unieran a su causa los cuatro de las asociaciones parlamentarias y el independiente, a la 4T aún le faltarían seis votos.


Desde el mediodía de ayer, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana colocaron vallas en torno a los accesos al palacio legislativo ubicado en la esquina de Donceles y Allende.


Como ocurrió el pasado 13 de diciembre, cuando se discutió el dictamen pero no se votó, algunos diputados de oposición pernoctaron en el interior del recinto parlamentario para evitar, explicaron, “que los granaderos nos impidan ingresar a la mera hora”.


El diputado del PAN, Diego Garrido, dijo ayer a La Razón: “Tenemos el temor fundado de que nos vayan a hacer una chicanada, por eso estaremos anticipándonos a ello y por eso decidimos pernoctar en el legislativo o en sus alrededores”.


El legislador aseguró que en vísperas del debate, Acción Nacional y las fuerzas políticas que se han pronunciado en contra de la ratificación han sufrido “terrorismo judicial” por parte de la Fiscalía, del Gobierno capitalino y del partido Morena, lo que ha llevado a fortalecer la postura de las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC será en contra.


“No va a ser ratificada la fiscal y por fin podremos terminar con un capítulo muy negro en la historia de la ciudad, que es el que se tenga a una Fiscalía subordinada a un partido y a intereses político electorales”, sostuvo.


La votación del dictamen que se llevará a cabo este lunes estuvo precedida por un fin de semana caracterizado por enfrentamientos verbales entre diputados y personajes de Morena y de la oposición, a la que no fueron ajenos los dirigentes nacionales del PAN, Marko Cortés, del PRI, Alejandro Moreno, y del PRD, Jesús Zambrano.


La polémica estuvo aderezada por la presentación ante el Ministerio Público, el pasado sábado, del priista Tonatiuh González y las revelaciones sobre supuesto plagio por parte de la fiscal Ernestina Godoy.


Y ayer por la tarde, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, denunció que diputados locales de este partido fueron amenazados y que el vehículo de una de ellas, Guadalupe Barrón, fue baleado afuera de su domicilio, “en un atentado ruin y cobarde”.


En un videomensaje difundido en su cuenta de Twitter, en el que apareció acompañado por siete de los ocho legisladores locales, Alito Moreno advirtió: “Ni con estos actos intimidatorios cambiaremos de opinión, votaremos en contra de la ratificación de la fiscal”.


Legisladores priistas aseguraron que Guadalupe Barrón también recibió un mensaje de texto en la madrugada de ayer, que decía: “Lo que pasó es un aviso, si el lunes te presentas a trabajar, serán en tu cabeza, en la de tu esposo o la de tu sobrino, tú eliges”.


En tanto, la coordinadora de Morena en el Congreso capitalino, Martha Ávila Ventura, dijo a este medio que es preocupante la postura del PAN, al descalificar el proceso.


“Han declarado que hay una ilegalidad, cuando en realidad no es así, pues el proceso se ha cuidado bien para que no haya ningún problema en la ratificación”, dijo.


Denunció que Acción Nacional juega “con lo que dicen las víctimas” y advirtió que los panistas pueden meter gente al Congreso este lunes para romper la sesión, pues su objetivo es que no se ratifique a la funcionaria.


En contraparte, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, comentó que la fiscal no ha sido eficaz en el combate a la inseguridad, debido a que en su administración ha crecido el narcomenudeo, además de que ha utilizado el Ministerio Público como un instrumento para enfrentar a los opositores políticos.


A su vez, el coordinador del PAN en el Congreso local, Federico Döring, dijo que mandarán a Morena “al rancho del Presidente” en la votación de este día.


“No vamos a caer en provocaciones, tenemos los votos para acabar con ellos, pues Morena lo único que ha hecho es calumniar e injuriar a los diputados de oposición; por ello, lo único que tenemos que hacer es ganar la votación, más que prepararnos para un debate”, explicó.

Comments


bottom of page