top of page
310750563_414296010874635_3068122210578426304_n.png

SAT: ¿Cuál es la diferencia entre una factura y un recibo de honorarios?


Si perdiste tu empleo y trabajas como freelance, quizás te has preguntado sobre lo que significa esto y tus nuevas obligaciones, en especial cuales son las diferencias entre un recibo de honorarios y una factura, una de las cuestiones que más se preguntan al momento de llevar a cabo su declaración anual.


Pues ambos documentos son certificados fiscales digitales por internet, mejor conocidos como CFDI y que según con un apartado en el portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) sobre el correcto llenado de los CFDI, asegura que existen seis tipos fundamentales, que son:


Comprobante de ingreso: este tipo de comprobantes se emiten por los ingresos que obtiene un contribuyente, como por ejemplo la prestación de servicios, por arrendamiento o la enajenación de bienes.


Comprobante de egreso: este CFDI se usa para amparar devoluciones y descuentos. Si un negocio devuelve el pago de una mercancía defectuosa, por ejemplo, emite uno de estos.


Comprobante de traslado: éste no ampara transacciones comerciales, sino que sirven para acreditar la posesión de un bien mientras se transporta.


Comprobante de recepción de pagos: estos se usan cuando un comercio recibe el pago de un bien o servicio en parcialidades o pagos diferidos.


Comprobante de nómina: los comprobantes de nómina son emitidos por los patrones. Amparan el pago del salarios de sus trabajadores.


Comprobante de retenciones e información de pagos: se expiden para informar las retenciones de impuestos.


Por lo que de esta manera podemos determinar que tanto las facturas como los recibos de honorarios son CFDI de ingresos, la única diferencia notable es que las facturas las que obtienes al hacer una compra en un establecimiento, que son emitidas por empresas o por personas físicas con actividades empresariales.


Mientras que los honorarios profesionales, son regulados por la legislación civil, emitidos por personas físicas que están inscritas en el régimen fiscal de actividades profesionales, por lo que si quieres emitir uno de éstos, será necesario que actualices tus obligaciones fiscales en este régimen.


Otra de las diferencias entre un recibo de honorarios y una factura, es que cuando los honorarios son prestados a una persona moral; mientras que al emitir su CFDI la persona física debe incluir las retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), según explicó el portal El Contribuyente.

Commenti


bottom of page