top of page
310750563_414296010874635_3068122210578426304_n.png

Un nuevo estudio genómico realizado por la revista Water Research en el Caribe y en el adyacente Mar


Un nuevo estudio genómico realizado por la revista Water Research en el Caribe y en el adyacente Mar de los Sargazos ha revelado una preocupante interacción entre algas, sargazos, desechos plásticos marinos y la bacteria Vibrio, lo cual podría generar una tormenta "patógena" perfecta con graves implicaciones tanto para la vida marina como para la salud pública.


Se trata de la bacteria Vibrio, la cual se encuentra en aguas de todo el mundo, es la principal causa de muerte en humanos relacionada con el medio ambiente marino. La Vibrio vulnificus, conocida también como bacteria carnívora, puede provocar enfermedades transmitidas por alimentos potencialmente mortales al consumir mariscos, así como enfermedades y muerte por infecciones en heridas abiertas.


En los últimos años, las poblaciones de macroalgas sargazos han experimentado un crecimiento alarmante, expandiéndose desde sus hábitats en el Mar de los Sargazos y otras áreas del océano abierto, como el Gran Cinturón de Sargassum del Atlántico. Esto ha llevado a la acumulación frecuente y sin precedentes de algas marinas en las playas.


Por otra parte, los desechos plásticos marinos, que inicialmente se encontraron en las aguas superficiales del Mar de los Sargazos, se han convertido en una preocupación mundial debido a su persistencia durante décadas más que los sustratos naturales.


Actualmente, se sabe poco sobre la relación ecológica entre la bacteria Vibrio y el sargazo. Además, faltan pruebas genómicas y metagenómicas para determinar si los vibriones que colonizan los desechos plásticos marinos y el sargazo podrían infectar a los humanos.


A medida que se acerca el verano y se intensifican los esfuerzos por encontrar soluciones innovadoras para reutilizar el sargazo, surge la pregunta de si estos sustratos representan una triple amenaza para la salud pública.

Σχόλια


bottom of page